estás en > Expediciones > Pirámide Carstensz > Posts > Regreso forzoso

Pirámide Carstensz 01.2006

Volver

La Príramide de Carstenz es la montaña más alta de Oceanía. Cuesta más llegar hasta aquí que ascenderla!

> Regreso forzoso

Estimados lectores, os escribo esta crónica todavía desde la remota isla de Sualawesi.
Ya son muchos los días que llevo parado en esta isla sin ni siquiera aproximarme a la isla de New Guinea.
Y he tomado la decisión de regresar a España, y dos son las razones principales para tomar esta difícil decisión:

La primera es que los conflictos han aumentado y hay gran inestabilidad en la zona por las luchas tribales. Es común en este remoto lugar que los diferentes pueblos se ataquen para robarse comida y mujeres. Estos conflictos a veces se recrudecen de forma alarmante y la zona se vuelve muy peligrosa, además del descontento general que se respira en el ambiente por la ocupación de Indonesia en Irian Jaya, y la explotación de sus inmensos recursos naturales.

Otra de las causas de inestabilidad en la región es que aquí, muy cerca de la montaña que es mi objetivo “La Pirámide de Carstenz”, se encuentra la mina mas importante de oro y cobre del mundo, que actualmente mantiene el 40% de la economía de Indonesia. Esta zona esta fuertemente militarizada, pues son muchos los conflictos armados entre los lugareños, ya de por si belicosos, y el ejercito de Indonesia que quiere proteger su principal riqueza.

Conclusión: la ciudad desde la que tenia que despegar el helicóptero que me llevaría a las proximidades de esta montaña ha cancelado los vuelos y la tripulación rusa ha regresado a Moscú, pues también estos pilotos son de ideas fijas y actúan de una manera incoherente, pues yo he pagado 14.000 € prácticamente por sus servicios, y ahora aquí estoy colgado junto al resto de otras 6 personas de EEUU, Australia, y mi amigo Juan Diego “el canario”, con el que ascendí el Monte Vinson en la Antártida.

La empresa con la que hemos contactado en Indonesia nos promete un nuevo helicóptero que despegaría desde otra población mucho mas alejada, llamada Wamena, pero ya hace dos días que el dueño, un tal Frankly viajo a Yakarta a solucionar el tema con los rusos, y después, si alcanza un acuerdo con los pilotos rusos(actualmente complicado), estos tienen que regresar de Moscú, tarea que personalmente veo muy difícil, pues estarán disfrutando del verano junto a sus familias y amigos, olvidando los problemas con mas de una copa de vodka.

Después hay que preparar la nueva documentación y visas para que puedan trabajar y volar en territorio Indonesio, tramites en estas latitudes lentos y tediosos.

Cuando todos los tramites estén listos, hay que esperar que arranque el helicóptero de 40 años de antigüedad que esta en la zona conflictiva y llegue a la otra población (Wamena), y por ultimo que nosotros podamos encontrar los medios de transporte que serian: autobús, avión, y varios vuelos complicados en aviones de hélices para llegar a Wamena y volar desde allí al campo base.
Así que yo estimo cerca de un mes más a la espera.

Por lo tanto he conseguido cambiar mi permiso de ascensión para el día 16 octubre y regresar dentro de un mes y una semana e intentar de nuevo volar al campo base, para escalar la Pirámide de Carstenz. Supongo que este lío del helicóptero se habrá solucionado y todo será mucho más rápido, ya que me respetan el precio del helicóptero que ya he pagado. Eso si, tendré que pagar de nuevo el costoso billete de España a New-Guinea, mas alojamientos, visas, etc..

Y el otro problema que he tenido: es que se me ha producido una hernia inglinar que requiere de cirugía inmediata, y mi buen amigo y mejor cirujano el doctor De la Cruz, me operara nada mas que llegue a España, pues el día 28 de este mes partiré para disputar el rally de los Faraones en moto, que es indispensable para que luego pueda disputar el rally del Dakar.

Resumiendo: tengo que encontrar la manera de llegar a España, que ese es otro problema, pues estoy en un lugar remoto, que para que os hagáis una idea han cerrado el aeropuerto tres días porque viene una autoridad.

Cuando llegue a España, me operara por laparoscopia (una técnica no demasiado traumática), el mejor cirujano del mundo (Dr. De la Cruz), luego a recuperarme en 6 o 7 días para viajar inmediatamente a Egipto a disputar el segundo rally mas duro del mundo.

Después tan solo 48 horas desde que finalice el rally, volare de nuevo a este singular lugar llamado Irian Jaya en la isla de New Guinea, para intentar de nuevo escalar esta esquiva y misteriosa montaña nevada en mitad del ecuador, enclavada en mitad de la segunda selva primitiva mas grande del planeta.
Sin duda la expedición mas complicada desde el punto de vista logístico, pues son innumerables las trabas burocráticas y de transporte para simplemente alcanzar el campo base, pues el gobierno indonesio no deja llegar a pie. Aunque me costara muchos días caminando lo preferiría a resolver tantas trabas burocráticas, pero esta prohibido porque no dejan que veas la mina, y lo que allí ocurre, que es un misterio (se supone que hay mercenarios a sueldo para mantener a ralla a las tribus belicosas, que protestan por la ocupación continuada de terreno indígena).

En definitiva, esto es solo una espera de 40 días y de nuevo volveré a la carga, y de allí no me muevo hasta que haga cima en esta misteriosa y esquiva montaña, la mas alta de Oceanía.
Ahora regreso a España a reparar mi carrocería y disputar el rally de los Faraones. En 40 días me esperan muchas emociones que como siempre os relatare puntualmente.

Desde la lejana isla de Sualawesi Jesús Calleja.