estás en > Expediciones > Travesía del Hielo sur con Nico Terol > Posts > ¡¡A POR EL GORRA BLANCA!!

Travesía del Hielo sur con Nico Terol 12.2010

Volver

Si, amigos, nos vamos a los Andes de la Patagonia, la tercera extensión de hielo continental más grande del mundo (sólo la supera Antártida y Groenlandia)

> ¡¡A POR EL GORRA BLANCA!!

Amigos, tras un montón de horas confinados en el refugio, guarecidos de la terrible tormenta de viento que se ha abatido sobre el Hielo Sur desde hace dos días, ¡ha salido por fin el sol! Hemos salido corriendo fuera de nuestro pequeño y resistente búnker chileno para disfrutar del paisaje y lo que hemos visto nos ha dejado alucinados... El del Hielo Sur es de los más hermosos espectáculos naturales que he visto en mi vida, es un paisaje radical, duro, hostil... ¡¡pero tremendamente bello! 
Y hemos podido ver al fin el Cerro Gorra Blanca ¡¡Dios!! ¡¡qué monte, es igualito que el Cho Oyu!!
Vamos a intentar subirlo mañana, no tenemos muchas esperanzas porque es un pico muy, muy serio... y está muy cargado de nieve polvo después de la que ha caído. El cerro está cubierto completamente de nieve y hielo hasta su cima, que es técnica, y expuesta, así que primero estudiaremos todas las posibilidades, y tomaremos una decisión. Si lo consiguiéramos, amigos, sería un éxito increíble pues el porcentaje que lo consigue es muy pequeño, ya que el tiempo es casi siempre terrible.
Así que... ha llegado el gran día, ascender los casi tres mil metros del Gorra Blanca. Nos espera una dura subida de 7 horas por terreno glacial (¡¡está completamente cubierto de hielo, cada una de sus vertientes está helada!!). Y un último tramo que es el que más complejidad reviste, porque se forma un mazacote de nieve compactada que varía cada año, a ver qué nos encontramos. Lo que es seguro es que necesitamos un buen día para escalarlo, porque como arrecie el viento ya podemos salir pitando de allí. En esta latitud, la proximidad con el Paso Marconi y el posible viento patagónico de más de 130 km/h hace que una persona pueda ser levantada literalmente del suelo. 
Y el que está comportándose como un curtido montañero es Nico, el “Niño”, como le llamamos aquí. Y ¡vaya con el Niño! está hecho un toro, y aprovechando esta travesía para entrenar para el Campeonato del Mundo, dice que le está viniendo genial. Está motivado, fuerte, contento y es uno más dentro del equipo.  Tiene muchas ganas de intentar llegar a la cima del  Gorra Blanca, pero también sabe que es un reto bastante difícil y más para alguien novato como él... Sé que se va a dejar la piel, y sin rechistar, ¡ya veréis!       
Mañana espero poder contaros cómo nos ha ido en el cerro, amigos.
Después de la ascensión, nos queda todavía la travesía del Paso Marconi (recordad que estamos haciendo la travesía la revés de cómo normalmente se hace) que está en condiciones especialmente duras después de la tormenta, y es una de las partes más duras de nuestro recorrido por el Hielo Sur pero, de momento, a por nuestro siguiente gran reto: los casi 3.000 metros de altura de este mítico cerro ¡¡vamos a por todas!!     

Jesús Calleja