estás en > Expediciones > Lhotse > Posts > Preparandonos en el Campo Base

Lhotse 05.2005

Volver

Por fin estoy aquí de nuevo con todas las ilusiones puestas en la escalada al Lhotse que como sabéis es la cuarta montaña mas alta del mundo con 8.516 m. Este campo base esta a 5.350 m, y para que os hagáis una idea esta a casi 500 metros mas alto que el Mont Blanc, que es la cima mas alta de Europa occidental.

> Preparandonos en el Campo Base

Hola queridos lectores, aquí os va la cuarta crónica desde el campo base del Lhotse.

Aunque parezca mentira siempre hay algo que hacer aunque no este escalando, pues hay muchos preparativos, y no se puede dejar nada sin comprobar tres veces.
Si se me olvida por ejemplo el mechero estaría perdido sin poder derretir nieve para hacerme agua, o las pilas de la linterna frontal, o simplemente las sales minerales para enriquecer el agua de nieve que carece de cualquier sal y tendría irremediablemente deshidratación y problemas gástricos. Nada se debe pasar por alto, ni los pequeños detalles pues seria un desastre que darían al traste con la expedición.

Por eso dedico mucho tiempo a repasar mi lista de cosas.
Ayer también ha sido un día interesante en cuanto a estrategia. Es decir todos los que queremos escalar el Lhotse a nadie se le había ocurrido juntarnos para discutir como trabajar en equipo si es posible para beneficio de todos.
Así que tome la iniciativa y me pasee por el gran campamento base en el que vivimos unas 800 personas entre escaladores y serpas (La gran mayoría irán al Everest y otros pocos al Lhotse) y he podido hablar con los que escalaran el Lhotse.
Hay escaladores muy majos, pero otros unos prepotentes pues se creen que como son muy famosos no tienen porque hablar con alguien cono yo. Pero la gran mayoría ha respondido a mi petición de reunirnos y conseguí emplazarles a las 4 de la tarde en el campamento de los chilenos pues tienen una tienda comedor muy grande.

La reunión a trascurrido muy amigablemente y se ha llegado a acuerdos interesantes como juntar serpas para fijar cuerda a lo largo del estrecho, vertical y peligroso corredor, o hacer dos o tres turnos paras llegar a la cima, pues el campo IV es muy precario y caben solo 3 tiendas y somos un total de 35 escaladores, aunque la experiencia me dice que al campo IV solo subirán como máximo 20 o 25 montañeros, pues existe una selección natural. Aun así no hay espacio para mas de tres tiendas teniendo que hablar más adelante que hacer. Yo si veo que las cosas se ponen difíciles subiré con mi serpa, colocare mi tienda encima de la posición original del campo IV y permanecere muy poco tiempo para minimizar los riesgos de avalanchas y caídas de piedras, pues estaré desprotegido. Es la idea que barajamos mi serpa Pasang Tsiring y yo. Otros no quieren exponerse nada y quieren establecer su campo IV en el collado sur del Everest a 8000 m. y luego hacer una larga travesía en diagonal, rapelar 100 metros, y encarar el corredor.

A mi personalmente me parece largísimo.
Por lo demás la reunión ha sido un claro éxito, todos me felicitaron por la in iniciativa y me dan paso para el primer turno.

Sin darme cuenta ahora todo el mundo que tiene una pregunta se dirige a mi campamento para resolver y coordinar.

Ya veis uno de León sin quererlo me he convertido en la cabeza de las decisiones para la coordinación y escalada al Lhotse. No quiero ser vanidoso, pero es la realidad y os la tengo que contar tal como es. Aunque cuando llegue el momento final veremos si se respeta lo acordado o cada uno hará lo que quiera. Seria una pena pues esta montaña es difícil y peligrosa y podría ser un desastre intentar subir todos a la vez, pues el estrecho corredor seria una trampa mortal para mas de uno.

Actualmente los más serios y fuertes son los chilenos que son un total de 12 escaladores y 6 serpas. Hemos hecho buenas migas y nos vemos casi todos los días aunque se encuentran a 25 minutos de donde yo tengo mi campamento. Pero la verdad que son gente muy agradable y tienen una organización exquisita.
Luego están dos coreanos que como siempre parecen que viven en otro planeta y son sin duda los más peligrosos pues par ellos es cuestión de honor ascender a sus objetivos, haciendo locuras sin explicación, dando lugar a accidentes en los que muchas veces involucran a otras personas. De ahí que muchas grandes montañas del Himalaya estén sembradas de cuerpos, que recuerdan sus locuras, concretamente yo vi el año pasado dos coreanos cerca de la cima del Everest muertos por agotamiento y luego congelación.

Esta vez tenemos suerte porque solo son dos los que intentaran el Lhotse.
También están dos americanos que parecen muy fuertes, una nepalí llamada Mahia, que he coincidido con ella en el Cho-Oyu, y en el Everest.
Otros que intentaran el Lhotse son 6 suizos para conmemorar que sus compatriotas hace 50 años fueron los primeros en ascender al Lhotse. Son gente muy simpática y agradable, y además hablan español. Y como anécdota hay un turco que se ha juntado con los americanos.
También parece que vendrán tres noruegos al final, en vez de los 10. Hay dos alemanes uno de ellos es la mujer con mas picos escalados (7) de 8000 metros del mundo empatada con nuestra compatriota Edurne Pasaban.

Luego que vengan en solitario esta Simone Moro (una autentica maquina), y yo.
Estos somos todos los que este año que se cumple el 50 aniversario intentaremos pisar la difícil cumbre del Lhotse con sus 8516 metros.

En principio por culpa del mal tiempo he aplazado la escalada de la cascada del Kumbu hasta el próximo día 20. Este día montare el campo I a 6000 metros de altitud y pasare una noche.
Bueno amigos me voy a despedir hasta que baje del campo I que será el día 21, y como siempre que me encuentro en una difícil montaña demás de 8000 metros me despido de vosotros y dedico la crónica a mi hermano Enrique Calleja que gracias a su doble esfuerzo en nuestro pequeño negocio yo puedo estar aquí, y también a Fernando que es para mi como un hermano y esta al pie del cañón en el trabajo.

Gracias hermano, gracias Fernando.

Desde el corazón del Himalaya vuestro amigo Jesús Calleja.