estás en > Blog > La semana...

La semana decisiva...

Volver

> Posteado el 10/05/2006 a las

Estimados lectores,

Estos son los momentos más interesantes de una expedición.
He terminado todos los ciclos de aclimatación y me encuentro pletórico de fuerzas, y sobre todo muy motivado para enfrentarme al mayor reto de mi vida.

Ahora lo importante es escoger bien la fecha para atacar la cumbre. El único problema es que la meteorología no es una ciencia exacta y menos a estas latitudes.
Tengo que apostar por mi buena suerte que normalmente me acompaña y decidir cual será el día escogido.

La verdad que todavía estamos en fechas muy tempranas, pero parece que hay una gran estabilidad en la zona y lo confirma mi barómetro, que hace que 10 días esta clavado en los 530 milibares. Esto significa que parece que puede haber una pequeña ventana de buen tiempo hasta el día 14 de este mes.
No es la mejor ventana, pues, esta suele aparecer 4 o 5 días antes de los monzones, que son las grandes lluvias que azotan India y Nepal, y esas fechas se sitúan entre los días 22 al 26 de mayo por estadísticas. Durante esta ventana las temperaturas en las cimas ascienden considerablemente y el viendo disminuye notablemente.

Ahora hay una clara estabilidad del tiempo, pero es posible que en la cima las temperaturas que me encuentren ronden los -30ºC, y el viento puede estar en calma, como se puede alborotar.
Pero a favor tengo que si hago un primer intento y no llego a la cima me quedaría un segundo ataque, algo que no tendría si espero a la ventana del pre-monzón.
Conclusión ya he escogido fecha: Será el 12 de este mes cuando intente llegar a la cima. Un día antes de la luna llena. Pienso que es el mejor día, pues la luna llena, puede traer cambios locales del tiempo. “La luna es hermosa pero caprichosa”. Este dicho siempre me ha funcionado, de ahí que escoja el 12 como día ideal para cima.

¿Acertare?, eso es una de las grandezas de este deporte que nada esta escrito y todo puede suceder, pero es mi fecha y ya no la cambio, a no ser de que se presente una tormenta y arruine mis planes. ¡Me gusta este día¡.

Hoy he visitado el campamento de los chilenos y me agrada saber que ellos también intentaran este día la cima, y uniremos nuestras fuerzas. Ellos me han invitado a compartir tienda e infraestructura, pero no he querido abusar de su hospitalidad, y prefiero llevar mis pertenencias, así de este modo seguiré conservando mi independencia y si las cosas se ponen feas tomare mis propias decisiones.

Pero desde aquí mi mas sincero agradecimiento a los chilenos por permitirme escalar junto a ellos, sin duda alguna sentiré mayor seguridad que si me encontrara solo en esta vertiginosa montaña.
Ahora estoy de nuevo en el campo base, pero el día 8 escalare la cascada de hielo y llegare del tirón al campo II (6.400m), aquí pasare dos noches para adaptar el cuerpo a la altura extrema a la que estaré sometido, El día 10 escalare hasta llegar al campo III (7.200m). Al día siguiente día 11 alcanzare del campo IV (7.950 m) si Dios quiere. Este será un día muy duro, pues tengo que llevar todo lo que necesite para vivir a más de 8.000 m. Es decir subiere junto a mi serpa una tienda, 6 cargas dedo gas, dos hornillos, comida de altura, saco de dormir, una mascara y dos botellas de oxigeno, y todo el material de escalada necesario: 200 m de cuerda fija (será mi trabajo en el corredor final), cuerda de aseguramiento, 6 estacas de nieve, 6 tornillos de hielo, dos piolets técnicos, crampones, arnés, mosquetones, etc..

Si amigos ¡ será un día terrible. Cuando alcance los casi 8.000 metros tendré que cavar una plataforma en la nieve y hielo donde entrara la mitad de la tienda sobre una pendiente de 45º de inclinación, y tendré que dormir ”si puedo” colgado del arnés pues bajo mis pies me esperan mas de 2.000 m de abismo. A las 4 de la mañana del día 12 estaré escalando hacia la cima, por el vertical, difícil y peligroso corredor final, donde los chilenos y yo iremos equipando la cuerda sobre la marcha, hasta alcanzar la cima de 8.516 metros. Después descender hasta donde las fuerzas nos permitan, para alcanzar los campamentos inferiores, donde mi vida ya no correrá peligro. Contra menos tiempo este por encima de la barrera de la muerte situada a 7.500 metros mejor.

Si lo consigo, habré realizado la mejor de mis escaladas, y sin duda una de las pruebas mas duras de mi proyecto “DESAFIO EXTREMO”, que podéis consultar en mi web: www.jesuscalleja.es

Amigos estoy en los momentos finales, y es tiempo de concentrarme, para el mayor de mis retos hasta ahora, y soy consciente que esta montaña se ha cobrado la vida de montañeros de renombre.

Tengo que alcanzar mi mejor momento tanto físico como mental antes del ataque final, y como siempre minimizare los riesgos. Nuca me arriesgaré más de lo debido, porque se lo he prometido a mi madre, y me quedan muchas aventuras por vivir, para contároslo.
¡Amigos mi siguiente crónica puedes ser la de cima¡. De momento gracias por seguir esta hermosa escalada. Siempre os estaré agradecidos ¡
Quiero dedicar esta crónica a mis amigos Jesús López, y Mila, y también a Toñi una mujer especial, así como a Pilar la mejor casera del mundo.

DEJA TU COMENTARIO

COMPARTE

<< POST ANTERIOR SIGUIENTE POST >>